Pedir cita 943 79 25 98 optometria@arrasateoptika.com

Reflejos primitivos

 Qué hacemos

Son unas respuestas automáticas que aparecen en la etapa fetal. Ayudan en el momento del nacimiento (descender por el canal del parto) y luego son esenciales para la supervivencia (en la succion por ejemplo). Los reflejos primitivos deben ir desapareciendo, para dar paso a los reflejos posturales, que se encargan de darnos las destrezas para mantenernos a cuatro patas, de rodillas, sentados o de pie. Si permanecen activos, habrá una debilidad o inmadurez cerebral, se verá comprometido el desarrollo motor grueso, fino y tanto la percepción sensorial como la cognitiva. Los Reflejos Primitivos activos provocarán una serie de bloqueos o inmadurez en el desarrollo neurológico del niño.

Reflejos Primitivos-4

La integración de un reflejo supone la adquisición de una nueva habilidad.

Cuando un proceso concreto no se hace de forma automática, requiere del niño un esfuerzo continuo y consciente, lo que lleva a un agotamiento prematuro.

SÍNTOMAS QUE PUEDEN DAR LOS REFLEJOS CUANDO NO ESTAN INTEGRADOS

 

  • Pobre coordinación mano-ojo.
  • Poco equilibrio.
  • Pobre coordinación corporal.
  • Problemas para aprender a dar la voltereta, saltar a la pata coja o montar en bicicleta.
  • Malas posturas a la hora de escribir.
  • Hipersensibilidad a la luz, al tacto, a los estímulos visuales o kinestésicos.
  • Impulsividad.
  • Problemas de organización.
  • Hiperactividad.
  • Problemas de lateralidad y movimientos cruzados.
  • Dislexia y dificultades de aprendizaje.
  • Mareo por movimiento.
  • Problemas de atención y concentración.
  • Problemas de comportamiento, muy introvertido y tímido o agresivo.
  • Palabras entrecortadas, lenguaje pobre y tardío.
  • Enuresis, y problemas para controlar esfínteres.

 

¿QUÉ REFLEJOS PRIMITIVOS SON MÁS DETERMINANTES PARA LA VISIÓN Y CUÁL ES SU

FUNCIÓN?

Reflejo Moro El Reflejo de Moro permite el desarrollo de la libertad de la totalidad del cuerpo en flexión (hacia dentro) o extensión (hacia afuera). Cuando el Reflejo de Moro NO está totalmente integrado, el paciente puede mostrar sensibilidad al ruido, tacto, movimiento y puede ser que se sobresalte en seguida o mostrar miedo fácilmente. Esta hipersensibilidad puede manifestarse como distracción, ansiedad, baja adaptabilidad y / o impulsividad. Pueden también ocurrir que tengan: equilibrio pobre, problemas en el enfoque, coordinación visual y oculomotricidad pobres. La integración del reflejo Moro permite la libertad de movimientos entre las diferentes partes del cuerpo.

Reflejo Tónico Laberíntico El reflejo Tónico Laberíntico está relacionado con el vestibular. Es una respuesta de la totalidad del cuerpo y es un comienzo importante para lo que se llama el tono muscular. Los síntomas de la no adecuada integración del RTL pueden incluir: inseguridad en el equilibrio y balanceo, dificultades en actividades de movimiento general como reptado, gateo, ponerse de pie o andar, dificultades con los conceptos de pensamiento visual como pobre secuencialidad, organización relaciones espaciales, inversiones y figura –fondo, así como pobre oculomotricidad y binocularidad. La integración del RTL permite el paso de la libertad de todo el cuerpo, al movimiento de cada una de las partes del cuerpo con un tono muscular adecuado.

Reflejo Espinal Galant El Reflejo Espinal Galant es el que da la oportunidad de cambiar los movimientos de todo el cuerpo a los movimientos de un lado del cuerpo (homolateralidad). Los síntomas de un REG mal integrado incluyen, problemas para estar sentado en la silla de forma correcta, dificultades para prestar atención, pobre concentración, pobre control de equilibrio, problemas de control postural, problemas de memoria acorto plazo, y/o problemas de coordinación. La integración de este reflejo permite el desarrollo de la libertad del movimiento homo lateral.

Reflejo Tónico Asimétrico del Cuello El RTAC aparece cuando se gira la cabeza. El giro de cabeza produce una sinergia muscular compleja, combinando la cabeza y el brazo, dando la oportunidad de esta forma a que se produzca los primeros movimientos de coordinación ojo-mano. Los síntomas de un RTAC mal integrado pueden incluir pobre integración bilateral, retraso en los patrones cruzados, pobre equilibrio, dificultades en los seguimientos oculares, enfoque, binocularidad, escritura y lectura. La integración de este reflejo permite la libertad entre la cabeza y el resto del cuerpo.

Reflejo Tónico Simétrico del Cuello El RTSC es el que separa los movimientos de la parte superior del cuerpo de la parte inferior. Se desarrolla después del RTAC y permite al niño el desafío de la gravedad sobre rodillas y manos, y es el precursor del gateo. Los síntomas de un RTSC mal integrado incluyen dificultades en la coordinación ojo-mano, acomodación e integración visuo-motora, postura inadecuada y pobre desarrollo del tono muscular. La integración de este reflejo permite la libertad entre la parte superior e inferior del cuerpo, así como la libertad de movimiento de la cabeza del resto del cuerpo. Este reflejo ayuda a construir los mapas visuales y propioceptivos.

Reflejo Palmar El reflejo palmar es el que tiene el recién nacido de agarrarse al dedo de la madre y que le ayuda con el reflejo de succión. Si este reflejo no se integra adecuadamente puede interferir en la escritura, fuerza en las manos y en otras funciones de movimiento como el arrastre. Va muy asociado al reflejo de succión, por lo que se puede ver niños o adultos que saquen la lengua al hacer tareas de motricidad fina, o que muevan la boca sino están bien integrados este reflejo.

¿Cómo se tratan?

 

La Terapia de Movimiento Rítmico (TMR) son unos ejercicios basados en los movimientos que hacen los bebés de forma natural desde que nacen. Los movimientos rítmicos del bebe hacen que las diferentes partes del cerebro se conecten consiguiendo así una madurez cerebral.

Consiste en realizar ejercicios rítmicos que se pueden utilizar para regular el tono muscular, estimular el cerebelo y el neocortex, especialmente los lóbulos frontales para mejorar la atención y el control de impulsos, así ayudaremos al bebe en su desarrollo neurológico y motor.

La TMR se fundamenta en los movimientos rítmicos naturales del bebé.

Efectos de los movimientos rítmicos sobre el comportamiento

La estimulación sensorial causada por los movimientos rítmicos, estimula a su vez la red nerviosa del tronco encéfalo, el cerebelo, los ganglios basales y el neocórtex permitiendo así que se desarrollen. Eso hace que la atención y la concentración mejoren y la impulsividad y la hiperactividad disminuyan. Los movimientos rítmicos también incrementan el tono de los músculos extensores de la espalda y mantienen la cabeza en una posición correcta. La postura, la respiración y la resistencia mejorarán.

Al trabajarlos junto con la terapia visual tenemos resultados más eficaces.

Desarrollo del bebé

La habilidad motora del recién nacido es controlada por los reflejos primitivos. Cuando el bebé hace los movimientos espontáneos, aquellos se inhiben y se desarrolan los posturales. Los bebés tienen un programa interno de desarrollo motor y de integración de reflejos que deben seguir:

1.- Al mes de nacer, estando en decúbito prono el bebé empezará a integrar el RTL levantando su cabeza. 2.- Después se desarrolla el R.Landau, el pecho y la pierna se levantan cuando la cabeza se inclina hacia atrás. 3.- Mecer el trasero de un lado a otro en prono, prepara al bebé para reptar sobre su estómago. 4.- Cuando el bebé aprende a reptar sobre su estómago correctamente, el reflejo Babinski y el de reptar se empiezan a integrar. 5.- Después de los 6 meses ya habrá desarrollado el reflejo de mecer y será capaz de voltearse de supino a prono y viceversa. 6.- Entre los 6 y los 9 meses el RTSC se desarrolla para que el bebé sea capaz de sentarse. Cuando la cabeza se inclina hacia atrás, las piernas se flexionan y los brazos se estiran. El bebé empezará a hacer rodar la cabeza desde la parte de arriba de la nariz y luego se mecerá de un lado a otro con sus brazos ligeramente doblados. Así se integra el RTSC y comenzará a gatear. 7.- Al gatear, el bebé comienza a hacer movimientos cruzados, trabaja el equilibrio y la estabilidad.

El R. LANDAU y RTSC son reflejos transitorios que se desarrollan antes del nacimiento para ayudar al desarrollo motor del bebé. El RTSC no se integra si el bebé no aprende a mecerse de un lado a otro de manera exacta.