Pedir cita 943 79 25 98 optometria@arrasateoptika.com

Fototerapia Syntonic

Qué hacemos

Fototerapia Syntonic

La Fototerapia Syntonic es una técnica que se basa en los efectos que causan en el ojo determinadas frecuencias de luz visible. Su uso permite estimular la bioquímica del cerebro, de modo que pueden obtenerse resultados muy eficaces en campos diversos.

Esta terapia complementa la terapia visual optométrica, y resulta eficaz para el tratamiento del estrabismo (ojo desviado) y la ambliopía (ojo vago), pero también para problemas de aprendizaje, de acomodación visual o, incluso, para problemas causados por traumatismos.

 

La técnica se basa en la emisión de luz blanca, a la que se le aplican determinados filtros para conseguir la frecuencia de luz adecuada en cada caso. La recepción de esta frecuencia de luz es lo que tiene efectos terapéuticos.

Syntonic deriva de la palabra Sintonía (encontrar el equilibrio) y se refiere a integrar el equilibrio fisiológico del sistema nervioso.

¿Cómo surge esta terapia?

 

Esta terapia fue desarrollada hace algunas décadas por Robert Michael Kaplan y Jacob Liberman en Estados Unidos. El College of Syntonic Optometry acredita a los profesionales que tienen el conocimiento necesario para el uso de esta terapia.

Estudios clínicos realizados por los doctores Robert M. Kaplan en 1983 y por Jacob Liberman en 1986 confirmaron que muchos niños con dificultades de aprendizaje tienen reducida la sensibilidad de su visión periférica, lo que significa que presentaban una disfunción central-periférica. La técnica consiste en la valoración optométrica de las habilidades visuales y la valoración de los campos visuales funcionales, y la relación entre el sistema visual focal (enfoque) y el sistema visual periférico (binocularidad).

¿Cuando es efectivo este tratamiento?

    • Vista cansada.
    • Visión borrosa o inetable
    • Estrabismos.
    • Ambliopía (ojo vago).
    • Visión doble.
    • Reducción de la visión periférica
    • Dolores de cabeza.
    • Problemas de atención y concentración.
    • Problemas de lectura.
    • Coordinación y equilibrio.
    • Lesión cerebral traumática.
    • Rendimiento deportivo.
    • Problemas emocionales.

 

Como se realiza el tratamiento
Antes de iniciar el tratamiento se realiza un examen optométrico, evaluación de las pupilas y una evaluación de los campos funcionales al color y al movimiento. Después se selecciona el primer filtro y tras la terapia se vuelve a evaluar para comprobar su eficacia. Tras dar con el filtro adecuado el tratamiento consta de 20 sesiones de entre 10 y 20 minutos de duración realizando revisiones tras la 8ª y 20º sesión. Tras 2 meses de realizar el tratamiento se vuelven a evaluar tanto los campos visuales como el examen optométrico para comprobar que los resultados se mantienen en el tiempo. En la mayoría de los casos 20 sesiones son suficientes, pero hay casos en los que se requerirán más sesiones.